Array

Bienvenidos a la portada

NANCY MANCHEGO CANTA A LOS ANCASHINOS

PDF Imprimir E-mail
Escrito por ANIVAL TORRE CAMONES   

Dim lights

 

PUENTE HECHO POR LOS FRANCESES HACE 100 AÑOS

PDF Imprimir E-mail
Escrito por ANIVAL TORRE CAMONES   

Puente con 100 años de antigüedad construido por los franceses, por debajo el Rio Alcaparrosa. Está ubicado cerca a San Julio, siguiendo la ruta de la carretera de la planta de Alianza hacia la mina Huancapetí.

Existe otro puente similar sobre el mismo Rio Alcaparrosa contemporáneo conocido con el nombre de Puente SIMERMAN. Decían que debajo del puente se escondía un "pishtaco". De niño teníamos miedo cruzar este puente , lo hacíamos lo más rápido. Realmente nunca ocurrió nada fue solo un cuento que alguien habría creado. es el limite entre Quellejirca-Hichic Huishca (Ticapampa) y Uchipampa (Recuay). En la parte superior esta Canllapampa (Chuyán) y Antapurway. Hace años se construyó un puente encima de esta obra arquitectónica, los visitantes verán que hay dos puentes juntos. del último puente se puede observar la base del centenario puente frances de hace 100 años. Un abrazo a mis paisanos ticapampinos y recuainos.

 

PINCELADAS DE ANTANO.(1)

PDF Imprimir E-mail
Escrito por ANIVAL TORRE CAMONES   

ESCRIBE: DORIS LA MADRID DOLATA DE CACERES (2).

Abriendo las páginas del ayer viene a mi memoria días soleados de tan gratos recuerdos que hoy, con emoción evoco en este espacio que ha querido llamar: Pinceladas de Antaño. Por ejemplo, recuerdo cómo a través de nuestras acostumbradas Fiestas Cívicas tratábamos infundir en nuestros queridos discípulos el amor a nuestros padres, a nuestra raza, a nuestro pueblo y por qué no decir a nuestro querido Perú, y como estas fiestas las dividíamos en dos grandes grupos.

El que comprendía las Fiestas Cívicas Internas, fiestas en las que dramatizaba la enseñanza a través de poesías,  canciones y actuaciones.  Esta forma particular de enseñanza inculcaba en los tiernos corazones más amor y respeto por lo que había sucedido en nuestras casas, en nuestro pueblo, en la historia de nuestra patria y de nuestro mundo.  Quién no recuerda haber confeccionado alguna de las 21 banderas de los hermanos países, o haber declamado una poesía corta y sencilla en el Día del Idioma en el Patio de Honor del 1343? (3) ¿Quién no recuerda haber participado con una canción en el Día del Trabajo o en la conmemoración de la Batalla de Tarapacá, de Junín o de Ayacucho o del Combate de Angamos  o haber representado a alguno de nuestros insignes héroes.

Mucho más ceremonioso, aún, era cuando estas fiestas se celebraban en público, lo que nosotros llamábamos Fiestas Cívicas Externas.  De este grupo tenemos entre otros el Día de la Madre.  ¿Cuántos de nosotros no habremos representado una escena netamente hogareña llevando en el pecho la alegría de una flor roja o la tristeza de una flor blanca? Recuerdo de esta fiesta una situación muy particular de nuestra querida Ticapampa y es que el día 7 de junio, Día de la Bandera, el estudiantado ticapampino desfilaba con paso marcial sobre sus pedregosas calles en que no se hacía en ninguno de los pueblos aledaños.

Sensibles a la emoción social de nuestro glorioso ancestro incaico resaltábamos de manera muy especial el 24 de junio, Día del Indio, que más tarde fue llamado Día del Campesino, fiesta en la cual se llevaba acabo una velada literario musical en el gran club El Obrero (4) para hacer llegar el mensaje del glorioso Tahuantinsuyo a todo el pueblo ticapampino.  Nuestro civismo se ponía muy de manifiesto en nuestro Ticapampa, sobre todo para el día de la patria.  Se resaltaba con mucha anticipación y con actuaciones diarias, la semana patriótica, y en la víspera, el 27 de julio se homenajeaba a la patria con una gran retreta en el parque frente a la municipalidad;(5) con el añorado desfile de antorchas, que iluminando la oscuridad de las frías noches, semejaban luciérnagas, que iban y venían por sus calles entonando sus canciones de serenata a su aniversario patrio.  Esto culminaba algunas veces en un gran baile popular o en una gran velada literario musical y el cumpleaños de nuestra patria, era algo sin igual, con un gran desfile escolar de todo el distrito; vale decir, con todos sus caseríos que venían a desfilar buscando ganar un hermoso trofeo o diploma al mérito por su mejor presentación y desfile, que era otorgado por la Municipalidad del Distrito; esto también terminaba en una gran kermés danzante.

Con la llegada del sol primaveral los campos se cubrían de verdor, las flores se matizaban con sus esplendidos colores, los pajarillos entonaban sus más variados trinos, las mariposas revoloteaban los prados y en el ambiente escolar, todo esto era mucho más maravilloso.  Los corazones muy bulliciosos y alegres listos a festejar nuestra estación favorita, todos querían participar en el festejo con sus acostumbradas actuaciones literario musicales ya que la mayor parte actuaba en dramatizaciones, canciones, bailes, poesías y concursos.  Es así que en una oportunidad, se llevó acabo un desfile de vistosos disfraces en el que participaron la mayor parte de alumnos.

Otra actuación trascendental era la clausura del año lectivo escolar que era muy ceremonioso en la que participaban los mejores números del año y de repartición de diplomas al mérito a los alumnos que más sobresalían por su esfuerzo en el estudio durante el año escolar.

Estos son solo algunas pinceladas de antaño.

_________________________________________________

NOTAS:

(1)    Este artículo apareció en la Revista de la Asociación Virgen del Pilar de Ticapampa, en la ciudad de Lima, revista que se publicó durante diez años bajo el auspicio de la asociación.

(2)    La profesora Doris La Madrid Dolata de Cáceres, fue docente de la Escuela de Varones 1343, en Ticapampa, desde 1965 hasta 1974.

(3)    La Escuela de Varones 1343 fue la primera escuela fundada en Ticapampa, primero con el Nº 343 solo para varones, hasta el año 1971, fecha en que se fusionó con la  Escuela de Mujeres 1336.

(4)    Como Club El Obrero se la conocía a la Asociación Deportiva y Cultural el Obrero de Ticapampa, que fue fundado en Recuay el 1 de mayo de 1938 por 16 jóvenes recuainos que trabajaban en Ticapampa, con el nombre de El Obrero de Recuay.

 

T&C Ingenieros

Banner